Los fallos eléctricos están tras el 18% de las víctimas de incendios

El 18% de los incendios que se produjeron en 2017 en viviendas fueron por causas eléctricas, según un informe de la Fundación Mapfre y la Asociación de Bomberos (APTB). Este porcentaje puede rebajarse sensiblemente aplicando sencillos consejos.

¿Cómo? Siguiendo estos consejos para minimizar y evitar estos accidentes:

1-Revisión de la instalación eléctrica actual por un profesional cualificado, comprobando el perfecto estado de mecanismos, registros y cableado.

2-Revisión del cuadro eléctrico. Éste debe estar compuesto por UN interruptor de corte general (IGA); un interruptor diferencial con una sensibilidad de 30 mA; y tantos magnetotérmicos como circuitos tenga la vivienda.

3-Toma de tierra. Es importante, imprescindible, que la instalación tenga una correcta toma de tierra para que en caso de que haya una derivación en cualquier aparato se disipe a tierra.

4-Legalización. Hay que comprobar que nuestra instalación tenga certificado de instalación (boletín) en vigor. Es un documento mediante el cual un instalador eléctrico autorizado certifica ante la delegación de industria territorial que la instalación está realizada según la normativa vigente.

Nuestra recomendación es tener certificado o boletín en vigor, pues es el garante de la seguridad en nuestra instalación. Además, en caso de siniestro, si no está actualizado o no existe certificado, los seguros podrían desentenderse del abono de cualquier tipo de compensación.