La industria alavesa se suma a las energías renovables

El peso e importancia del sector industrial en Alava está entre los más altos de Europa. Una posición y prestigio que descansa en la inquietud de ir siempre por delante. En este sentido, las empresas están caminando hacia la incorporación de energías renovables. El último ejemplo lo tenemos en Agurain donde una compañía ha realizado una instalación fotovoltaica que reducirá el impacto de gases a la atmósfera y reducirá su factura eléctrica en más de un 35%.

El proyecto se ha realizado entre el mes de diciembre y enero en el Polígono industrial de Litutxipi. Tras estudiar las condiciones de la edificación y necesidades productivas, entre otras variables, se ha realizado una instalación solar fotovoltaica en su cubierta con una potencia de 36 kw.

La instalación ha requerido del montaje de 208 módulos de dos metros cuadrados cada uno, ocupando una superficie equivalente a casi una cancha de baloncesto, 210 metros cuadrados aproximadamente.

Los paneles producirán 44.267 kwh o, dicho de otra manera, el 35,25% de energía que hasta ahora tomaban de la red eléctrica. Este es, por lo tanto, el ahorro que de entrada experimentará la firma de Agurain.

En estos momentos, y para este tipo de instalaciones, existen diferentes ayudas de carácter público que minimizan la inversión y logran que la rentabilidad sea inmediata para el medio ambiente (por la reducción evidente de gases emitidos a la atmósfera) y que el plazo de amortización, que sin ayudas sería de cinco años, se reduzca a la mitad o menos.

En el proyecto de la empresa alavesa han participado cuatro técnicos cualificados de San Juan Grupo, así como la oficina técnica que ha asesorado a la empresa tanto en el diseño del proyecto como en las diferentes gestiones y trámites a realizar ante las administraciones correspondientes.