Juan Santos, fundador de Grupo San Juan, recibe el premio Juan José Azurmendi por su trayectoria y compromiso empresarial

Grupo San Juan cerró 2015 de una manera muy especial. Su fundador y, todavía “ángel de la guarda”,  Juan Santos , recibió la más alta distinción que se concede a un empresario en Alava: el Premio Juan José Azurmendi, en reconocimiento a su trayectoria y compromiso empresarial. Junto a Juan Santos, y en un acto celebrado en el Palacio de Congresos Europa (Vitoria-Gasteiz) al que acudieron el viernes, 18 de diciembre, cerca de cuatrocientas personas, fueron homenajeadas las empresas Eulen y Betico, y el también empresario José Luis Pedruzo.

El evento fue muy emotivo. El presidente de la Asociación de Instaladores Eléctricos y de Telecomunicaciones de Alava, Teodoro Cid, fue el encargado de entregar la insignia de oro al fundador de Grupo San Juan, quien, tras recibirla, apenas pudo particular más allá de un sentido muchas gracias entre el aplauso de cientos de empresarios, familiares y amigos.

En su cabeza se quedaron estas palabras: “Quiero agradecer de corazón este premio que comparto con todos y cada uno de los trabajadores del Grupo, con todos y cada uno de nuestros clientes, con todos y cada uno de los miembros de mi familia. Y gracias a SEA Empresarios Alaveses por dignificar con actos como este la figura del empresario”.

Justo antes de la entrega se pudo ver un video en el que los dos empresarios, Juan Santos y José Luis Pedruzo, junto a sus hijos y sucesores en ambos casos en las respectivas empresas familiares, repasaban su apuesta empresarial y advertían de la importancia de valores como: El esfuerzo; el trabajo; la experiencia; el entusiasmo; la ilusión; la superación; la constancia; la positividad; la sucesión; el equipo; y, la reputación.

Trayectoria profesional de Juan Santos.

Sus primeros contactos con el mundo de la electricidad tuvieron lugar en la antigua Talleres San Miguel, en la localidad de Alegría-Dulantzi. Allí apreciaron sus dotes y le animaron a continuar con sus estudios en Jesús Obrero.

En 1972 da el salto de Talleres San Miguel a Sapem Salvatierra (actual Arcelor) donde realizó funciones como operario de mantenimiento eléctrico. Durante años compatibilizó esta actividad con trabajos por su cuenta. De hecho, en 1973 decide emprender su propia aventura empresarial y funda Electricidad San Juan.

Así, poco a poco, empieza a sumar trabajos, realizando las primeras instalaciones en viviendas y locales comerciales, para ir aumentando su cartera de clientes y actividades tanto públicas como industriales. Se consolida con clientes como Nestlé, Arcelor, Euroclor, Urbaser, principalmente. Y, además, decide ampliar su campo de actividad a instalaciones y mantenimientos industriales, renovables, telecomunicaciones, eficiencia energética. En el año 2006, se produce un cambio generacional en la empresa familiar, potenciando el crecimiento de la misma y formando el Grupo San Juan.